¿Qué tiene que hacer Nadal para ser número uno en Wimbledon?


Hoy, lunes de estreno, habrá sorpresas en Wimbledon, tan verde y apetecible en sus primeros días, cuidada la hierba con tanto mimo que da pena comprobar cómo va perdiendo color a medida que avanza el torneo. Y se asegura tajantemente que habrá sorpresas por una cuestión de estadística, pues es el Grand Slam más imprevisible de los cuatro, el que más resultados llamativos regala desde que la trituradora se pone en marcha.

De aquí en adelante, dos semanas de cuerpos flexionados, con los traseros rozando el suelo, subidas a la red para resolver los puntos con una volea –con el tenis de ahora, cada vez menos– y con sacadores soñando a lo grande. Wimbledon, tan especial, tan bonito, rechaza la lógica en las primeras rondas y se prepara para una edición apasionante, con mucho más que un título en juego, que no es poco. Hasta cuatro raquetas pueden encaramarse en lo más alto de la clasificación mundial, y Rafael Nadal tiene serias opciones de lograrlo. Es, para qué negarlo, el objetivo número uno del balear.

Después de cantar la décima en Roland Garros, a Nadal le empezó a picar el gusanillo cada vez que se le hablaba de Wimbledon. Por lo que sea, y después de…



Fuente